enero 16, 2011

¿Informes pedagógicos o Registros narrativos?

IMG_7007.JPG
Existen numerosas y variadas formas de registrar y evaluar la evolución de los niños y niñas en el Nivel inicial, y ninguna es mejor o peor que otra, sino que, más bien, cada una es distinta y puede resultar útil en distintas circunstancias. Marcar la diferencia entre uno u otro modelo de Informe Pedagógico o entre diferentes modalidades de registro permite en todo caso elegir la forma más conveniente no solo para cada situación sino para cada docente. Efectivamente, no todos los docentes tienen la misma claridad para escribir, la misma riqueza de vocabulario o expresión, la misma facilidad para registrar los rasgos más importantes de la conducta de sus alumnos. Mientras que algunos pueden describir anécdotas, frases, gestos y modalidades de cada niño, otros necesitan preguntas o ítems que los guíen porque sino se sienten totalmente perdidos.
En todos los casos, como directivos, debemos buscar, en un diálogo fecundo con el docente, cuáles son las herramientas que mejor puedan ayudarlo a elaborar un documento escrito claro, conciso, que exprese lo mejor posible los aspectos relevantes del desarrollo y evolución de los niños y niñas a su cargo. Este escrito podrá ser leído por las familias pero también por otros docentes (de futuras escuelas o ciclos escolares) o profesionales que asistan al niño. La entrega del informe escrito a los padres permite a estos objetivizar la información que reciben. En efecto, para los padres es muy dificil registrar toda la información que encierra un informe si solo la reciben de manera oral. Tenderán a olvidar, confundir o malinterpretar algunas de las ideas que el docente les transmite. En muchos casos, cuando un profesional que atiende al niño, pide al Colegio un informe de su desempeño, es éticamente una obligación cumplir con tal requerimiento, ya que se entiende al informe como una herramienta que puede colaborar para la salud integral del pequeño.
Es interesante recordar que el registro no sólo debe quedar relegado al informe semestral, bimestral o anual, y que es útil y necesario buscar modalidades informales que permitan dejar sentados momentos o hitos en el desarrollo de los niños que no deben pasarse por alto y que nos servirán a la hora de elaborar los documentos institucionales de evaluación individual de los niños y niñas del Centro Escolar.
Como en otras oportunidades, les enviamos un nuevo modelo posible de registro pedagógico pensado para niños de un año:Descargar fichero
Descargar fichero