mayo 05, 2010

Arte en el Bicentenario ---- Actividades para el Nivel Inicial

bicentenario

Plástica

Las reproducciones de artistas plásticos que acompañan este documento se suman -desde el ámbito de la formación escolar de nuestros niños pequeños- a la reflexión sobre los signifi cantes de la Revolución de Mayo y las maravillosas consecuencias que trajo para nuestra nación. El sentimiento de pertenencia a un país que como el nuestro festeja su Bicentenario es importante de construir y reforzar. Un país que se ha debatido tratando de mantener esta libertad y que en este año 2010 festeja sus 200 años. Los niños de jardín irán ampliando estos sentimientos en el reconocimiento de los hombres y mujeres que hicieron posible la constitución del país y, también, de aquellos que lo sostuvieron en el tiempo. Los artistas plásticos argentinos, al igual que otros venidos de otros países, han contribuido a la identidad cultural de nuestra patria. La posibilidad de reforzar la idea de pertenencia a un país que se ha debatido tratando de mantener su libertad se construye, entre otras cosas, valorando la cultura particular y a sus artistas, quienes han realizado diferentes producciones a lo largo de la historia. Muchas de ellas se encuentran en museos y espacios públicos como plazas, parques, calles y galerías.

Las reproducciones

El objetivo de las reproducciones es brindar a los niños de 4 y de 5 años de las instituciones escolares infantiles la posibilidad de transitar en su observación por momentos de contemplación y disfrute de las obras creadas a lo largo de estos doscientos años por artistas que han querido a esta patria y la han plasmado en imágenes, de diferentes maneras. Al organizar una carpeta de imágenes se recurre a ciertos criterios para la selección de las obras. En este caso se tuvo en cuenta el valor de la imagen y la signifi catividad que podrán tener tanto para los niños como para los docentes que son las responsables de mostrarlas. Encontrarán dibujos y pinturas realizadas por artistas que plasmaron sus obras en diferentes técnicas y procedimientos propios de las artes visuales. Algunos de ellos son argentinos, otros han dejado una gran producción en la Argentina y han querido a este país como suyo. Por qué ofrecer imágenes a los más pequeño... El Nivel Inicial siempre ha valorizado la importancia del mundo visual para el desarrollo de las capacidades de representación y comprensión simbólica de sus alumnos.
La interacción de los niños con el mundo de las imágenes, tiende a ampliar las capacidades perceptivas, explorativas, creativas, expresivas y de representación visual. El desarrollo de la imaginación y la fantasía se ve promovido a través de la observación sensible de las obras plásticas.
"Producir y apreciar en los lenguajes artísticos conforma diferentesmomentos que posibilitan una continua interacción e itinerarios entreconocimiento y sensibilización. Apreciar implica el acercamiento perceptivo y sensible a las producciones artísticas, camino paralelo que se traza al comenzar a construir conocimientos sobre los respectivoslenguajes que intervienen en la elaboración de una obra. Por lo tanto,en el caso de la enseñanza del lenguaje plástico-visual, se trata de ver 'algo más' que las sutilezas de las combinaciones de los colores y las formas, captando sus relaciones compositivas. Se trata de sentir sensaciones ante un paisaje o una obra que van más allá de las que a diario se experimenta y también se trata de encontrar nuevos significados en todos los medios y modos de expresión plástica. Se trata de encontrar en las imágenes múltiples sentidos y nuevas resonancias.Al ver y mirar con intención se profundiza la capacidad perceptiva. Esta capacidad posibilita disfrutar y comprender diferentes aspectos de este lenguaje, conociendo de otros modos el mundo que nos rodea y abriendo puertas para imaginar otros."

Algunas consideraciones al mostrar las imágenes

Formar espectadores sensibles es una tarea que, en el jardín, debe asumir el docente. El clima y el espacio apropiado en el ámbito de la sala (u otro espacio de la institución) facilita las conexiones sensibles al observar y apreciar obras de arte. Muchas veces esta será la única posibilidad que tendrán los pequeños de acercarse a expresiones artísticas. Es posible que en un principio algunos niños le dediquen a la observación solo un instante. La reiteración de la propuesta en general dará por resultado que aun los menos conmovidos por las imágenes ofrecidas comiencen a observarlas. En general en las secciones de 4 y de 5 años -si se los deja- los niños observan con detenimiento y hacen por sí solos comentarios sobre lo que están mirando. Esto crea curiosidad en el resto. Al mirar, observar y apreciar las imágenes se pone en juego la imaginación, ya que a cada niño le interesa, le llama la atención y ve diferentes cosas referidas a sus conocimientos y también a su capacidad de imaginar. El tiempo dedicado a la observación es algo importante a considerar. Este podrá variar de acuerdo a cada grupo de niños y también a la sensibilidad del docente en relación con lo que muestra y a la observación del grupo de niños, a las reacciones y comentarios.
No hay "tiempos" establecidos; un momento puede ser sufi ciente al principio. Luego podrá dejarse la imagen para que los niños la observen solos y libremente. Es necesario tener en cuenta que las imágenes visuales pertenecen al lenguaje visual, por lo tanto no hay que saturar de palabras lo que se muestra. Las obras hablan por sí mismas. En cuanto al lugar y momento para exponerlas y mirarlas, tanto podrá estar sobre el pizarrón para que los niños la vean, como tenerlas ubicadas en diferentes lugares de la sala, y esperar que los niños digan algo sobre lo que se ha expuesto.

Los artistas